Historia

El municipio de Garvín surge al lado del torreón del que actualmente no quedan mas que la línea de gruesos cimientos, dibujados en el parque anexo a la iglesia, dicha torre o almenara es de origen islámico y tenia la misión de advertir a otras poblaciones de los posibles peligros que podían representar los bandidos o las tropas cristianas que frecuentemente recorrían el territorio en busca de rapiña. Por eso se explica que en el Pico de la Cueva de la Breña, a espaldas de la localidad se halle una de aquellas aldeas, hoy cubiertas por un denso matorral.

Su ascenso población tiene lugar cuando el Arcedianato de Talavera divide el territorio en dos beneficios curados, correspondiendo uno a Villar del Pedroso y otro a esta localidad con residencia en la Iglesia de Santa Maria de Garvín mas tarde llamada de la Asunción.

De los dos curatos fue el mas extenso, abarcado La Peraleda de San Roman y otro pueblos como La Avellaneda, El Castañar y Navalvillar que en la actualidad configuran el núcleo de la comarca de Los Ibores.

Dos siglos mas tarde, tras la fuga de un importante contingente de población, entra en una fase de recesión económica y social, razón por la que es desposeído del curato, en beneficio de Valdelacasa.

Del tiempo en que ostento la cabecera parroquial, quedo una magnifica construcción eclesial, mientras que resuelto destruido el torreón del Duque de Estrada, un feudal talaverano que ocasionalmente utilizo un solar como vivienda de paso u oficina recaudatoria.